Entrenar con frio «mejora» la insulina

Entrenar en condiciones frias ( exposición a frio) lleva una respuesta en el organismo en cuanto a la modificación de la grasa parda: un tipo de grasa de reserva que es dificil de modificar.

La cantidad de grasa parda se correlaciona con la sensibilidad a la insulina del organismo. Este tipo de grasa el el último tipo de grasa en desaparecer en personas con índices muy bajos de grasa, ya sea por la actividad física + nutrición o por enfermedad ( algunos tipos de cáncer).

En el siguiente estudio se observó una modificación de la grasa parda ( aumento del 42%) con la exposición al frio. Temperature-acclimated brown adipose tissue modulates insulin sensitivity in humans. Lee P, Smith S, Linderman J, Courville AB, Brychta RJ, Dieckmann W, Werner CD, Chen KY, Celi FS. Diabetes. 2014 Jun 22. pii: DB_140513.

Como hemos comentado la mayor cantidad de grasa parda disponible va acompañada de una mayor sensibilidad a la insulina, lo cual está en relación con el metabolismo aeróbico y de la glucosa con lo que se mejoraría el rendimiento.

Entrada aportada por Jesus Torres.