COMO AFECTAN EL ALCOHOL Y LOS DULCES DE NAVIDAD A TU ENTRENAMIENTO

Sabemos que es un poco directo el titular de esta entrada, pero vamos a ser concisos…. a continuación hablamos de como afectan el alcohol  y los dulces a tu rendimiento y salud.

El alcohol

De manera general hay numerosos estudios que demuestran que el alcohol enlentece los procesos de recuperación tanto a nivel muscular como orgánico, esto se traducirá en que si sales a pedalear » de resaca» vas a tener malas sensaciones además de las propias y naturales de haber ingerido alcohol, sentirás cansancio, dolor muscular…y se además los días previos has estado entrenando intensamente puede que ahora se acumule la incapacidad de haber asimilado los esfuerzos previos con el día de después de haber ingerido alcohol.

Los dulces

Aunque se trata de un alimento, los dulces y turrones comerciales llevan un exceso de azucares añadidos, además de aceites de palma y con ello grasas saturadas o trans, los excesos tomando dulces provocarán de forma más aguda el generar una breve «resistencia a la insulina» durante los días posteriores a los días en los que se ha comido.

Una de las primeras adaptaciones en el entrenamiento es la capacidad de asimilación y transporte de glucosa para la utilización en el ejercicio por lo que tras haber producido «picos de insulina» para compensar las altas glucemias al comer dulces, el organismo no responderá lo mejor posible a la insulina; puede que experimentes los días posteriores pájaras con mayor facilidad o sensación de que vas «vacío» en el entrenamiento, a pesar de que has rellenado los depósitos de glucógeno con tanto HC.

Esperamos que ahora que conoces algunas desventajas de estos dos elementos, los disfrutes en lo sucesivo con moderación, si es de tu interés dañar lo menos posible tu forma física.

Entrada aportada por Jesus Torres.